Vitaminas para el cansancio


El cansancio se describe como la falta de fuerzas después de ejecutar un trabajo físico, emocional o intelectual. La mayoría de veces tiene lugar cuando no hemos descansado lo suficiente la noche anterior, considerándolo en este caso como un estado completamente normal.

Por el contrario, si no hay una actividad evidente que lo justifique, el cansancio también puede manifestarse como un aviso de nuestro cuerpo, una evidencia de alguna enfermedad o patología.

 

Síntomas producidos por el cansancio

A continuación, enumeramos los posibles síntomas producidos por el cansancio físico y mental, con el fin de que puedas identificarlos y acudir a tu médico de confianza:

  • Periodos de somnolencia a lo largo del día.
  • Irritabilidad y cambios de humor repentinos.
  • Dificultad para prestar atención y concentrarse.
  • Dolor de cabeza e incluso mareos.
  • Falta de optimismo.
  • Envejecimiento prematuro.
  • Bajo rendimiento físico.

Si padeces frecuentemente alguno de estos síntomas, desde Nutreia compañía especializada en Organic Life Solutions- recomendamos acudir siempre a un especialista en medicina para que pueda emitir un diagnóstico diferencial al respecto y orientarte en el tratamiento más adecuado.

En caso de que el cansancio esté relacionado con una falta de vitaminas en nuestro organismo, lo más seguro es que el profesional nos informe sobre qué vitaminas tomar para el cansancio, así como acerca de otros consejos que detallamos a continuación.  

 

¿Cuáles son las mejores vitaminas para el cansancio?

A grandes rasgos, las mejores vitaminas para el cansancio son las que integran lo que se conoce como el grupo B, aunque las esenciales son las siguientes:

 

  • Vitamina B1 o Tiamina

Es vital para el crecimiento y el correcto desarrollo de nuestro organismo. Juega un papel verdaderamente trascendente a la hora de mantener el óptimo funcionamiento del corazón, el sistema digestivo y el nervioso.

Esta vitamina es clave para combatir el cansancio y la fatiga mental, porque ayuda a convertir los hidratos de carbono en energía, potenciando la actividad cerebral. Es indispensable en la contracción muscular y en la conducción de las señales emitidas por el sistema nervioso.

Su déficit puede provocar: fatiga física y mental, así como ciertos daños neurológicos.

 

  • Vitamina B2 o Riboflavina

Esta vitamina, como la mayoría de las que componen el complejo B, desempeña un papel importante en el metabolismo energético, puesto que contribuye en la obtención de energía a través de las proteínas.

Además, también ayuda en la producción de los glóbulos rojos en la médula ósea.

Su déficit puede provocar: úlceras bucales, retraso del crecimiento y anemia.

 

  • Vitamina B3 o Niacina

También participa en las reacciones que generan energía, gracias a la oxidación bioquímica de las grasas, las proteínas y los hidratos de carbono. En otras palabras, la vitamina B3 es indispensable a la hora de emplear la energía metabólica de los alimentos.

Además de mantener el equilibrio químico del sistema nervioso, interviene en la producción de hormonas esteroideas, las relacionadas con el estrés y las hormonas sexuales, y en la salud de nuestra piel y cuerpo en general.

Su déficit puede provocar: problemas en la piel, en el sistema digestivo y en el nervioso.

 

  • Vitamina B5 o Ácido Pantoténico

Resulta imprescindible en el metabolismo y síntesis de carbohidratos, proteínas y grasas. Por esta razón, el ácido pantoténico se emplea para luchar contra el cansancio, y otras patologías como la fatiga crónica, episodios de estrés e incluso durante una depresión.

En resumen, la vitamina B5 es fundamental de cara a que nuestro organismo rinda lo suficiente cuando realizamos un esfuerzo, por el hecho de participar en la extracción de energía a partir de los nutrientes y en la regulación hormonal.

Su déficit puede provocar: dolor de cabeza, cansancio, hormigueo en las manos y pies, molestias intestinales y entumecimiento.

 

  • Vitamina B6 o Piridoxina

Junto con la vitamina B12 y E es vital para la formación de los glóbulos rojos. En otras palabras, esta vitamina hidrosoluble participa directamente en los procesos biológicos responsables de conseguir que las células de tu organismo reciban la cantidad de oxigeno necesaria.

Y al igual que la mayoría de sus compañeras de grupo, participa en la obtención de energía a partir de los hidratos de carbono, grasas y proteínas. A su vez, también interviene en la producción de anticuerpos, por lo que afianza la función del sistema inmune.

Su déficit puede provocar: anemia en adultos y convulsiones en niños pequeños, posible cansancio, mareos y confusión, depresión y demás lesiones en la boca o en la piel.

 

  • Vitamina B12 o Cobalamina

Se la conoce como la “vitamina de la energía”, ya que es primordial en su producción, así como en la formación de mielina y la síntesis del ADN, entre otras funciones.

Es esencial para mantener saludables las neuronas y los glóbulos rojos. Asimismo, previene la anemia megaloblástica, que es la causante del cansancio y la debilidad en nuestro organismo.

Su déficit puede provocar: anemia perniciosa, aumento del riesgo de sufrir problemas cardiacos y accidentes cerebrovasculares.

 

  • Vitamina C o Ácido Ascórbico

Es la vitamina con mayor poder antioxidante, evitando el envejecimiento prematuro de los tejidos. También previene el desarrollo de infecciones, porque posee una gran capacidad para reforzar el sistema inmune.

Mejora la absorción de hierro, lo que permite combatir el cansancio y reducir las posibilidades de que podamos sufrir una anemia ferropénica.

Su déficit puede provocar: anemia, encías sangrantes, mayor tendencia a la aparición de hematomas, dolor e inflamación en articulaciones y disminución en la cicatrización de las heridas.

 

¿Por qué tomar un multivitaminas para el cansancio?

Tal y como especificamos en nuestro artículo “¿Qué es un multivitamínico?, es muy importante que sigas una dieta equilibrada, ya que ni el mejor multivitamínico sería capaz de suplir las carencias nutricionales que se podrían derivar en tal situación.

Aunque si normalmente te sientes cansado/a, y tras descartar enfermedades que pudieran estar relacionadas con este estado físico y emocional, te recomendamos recuperar la dosis de nutrientes esenciales y reducir el agotamiento, con complementos vitamínicos para el cansancio.

Como es el caso de  Nutreia Once Daily Multivitamin, de la compañía Nutreia, que gracias a su composición rica en vitaminas para el cansancio, Coenzima Q10 y Ácido R-Lipoico resulta una gran ayuda para que nuestro organismo recupere su vitalidad de forma natural, disminuyendo el cansancio físico y/o la fatiga mental.

¡Descubre todos los beneficios de los multivitamínicos Nutreia!

¡Apuesta por las vitaminas para el cansancio!