¿Para qué sirve el ácido R-lipoico?


¿Sabías que el ácido lipoico es uno de los antioxidantes más potentes de nuestro organismo? Por este motivo y otros muchos que te daremos a lo largo del artículo, es muy importante que tengas unos niveles óptimos de esta coenzima en tu organismo. ¡Veamos por qué es tan importante para nuestra salud!

 

¿Qué es el ácido lipoico?

El ácido lipoico es una coenzima nutricional que interviene en la energía del metabolismo de las proteínas, las grasas y los carbohidratos. Además, el ácido lipoico juega un papel protagonista en otros procesos esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, en la supresión de la glucosa en la sangre.

Asimismo, también se encarga de reducir la presencia de radicales libres en nuestro cuerpo y otras múltiples funciones, tal y como explicamos a continuación.

¿Sabías que, en un pasado, el ácido lipoico fue considerado una vitamina? Principalmente por sus propiedades bioquímicas y su participación en las reacciones enzimáticas de nuestro organismo, que son similares a las del complejo de vitaminas B.

 

Propiedades y beneficios del ácido lipoico

  • Ácido lipoico, el antioxidante universal.

Muchas son las propiedades asociadas a esta coenzima liposoluble e hidrosoluble, aunque ha ido adquiriendo una fama muy merecida debido a su elevado poder antioxidante. Y es que, como es soluble en agua y lípidos, el ácido lipoico tiene la capacidad de neutralizar los radicales libres en casi todos los tejidos de nuestro cuerpo. De este modo, evitamos que se desencadenen reacciones altamente destructivas que provoquen una mutación dañina de las células, que pueden derivar en algunas enfermedades de gravedad, tales como: el cáncer, el Parkinson, el Alzheimer y algunas cardiopatías.

 

De igual forma, el ácido lipoico mantiene una estrechisima relación con ciertas vitaminas, especialmente la vitamina C y la vitamina E, potenciando su gran efecto antioxidante. De hecho, la vitamina C es uno de los nutrientes más relevantes a la hora de garantizar la salud de nuestro cuerpo, pues es indispensable para reparar y mantener los tejidos celulares.

Al igual que el ácido lipoico, ayuda a combatir los radicales libres y retrasa el envejecimiento de la piel, porque tiene un impacto saludable sobre la formación de colágeno. La vitamina E, que al igual que la vitamina C también está presente en los multivitamínicos Nutreia -compañía especializada en Organic Life Solutions- destaca por su acción antioxidante. Es decir, protege las células del sistema nervioso, del sistema cardiovascular y del sistema muscular frente a la oxidación.

 

  • Ácido lipoico, un gran aliado energético

Como hemos comentado al inicio del artículo, el ácido lipoico participa en la energía del metabolismo de las proteínas, las grasas y los carbohidratos. Este proceso se denomina glucólisis o glicólisis, es decir, que consiste en la ruta metabólica responsable de oxidar la glucosa con el objetivo de extraer energía para la célula.

Gracias a que desempeña un papel primordial en el metabolismo energético, en el aumento de las reservas de glucógeno muscular y en la síntesis de proteínas, es clave para combatir el cansancio físico y mental diarios. Y, por consiguiente, el ácido lipoico resulta aún más imprescindible para todas aquellas personas que practican algún tipo de ejercicio periódico o actividad deportiva intensa. Si te incluyes en este último grupo, no olvides de leer nuestro artículo sobre las bondades de los multivitamínicos para deportistas 

Por otro lado, la cooperación del ácido lipoico a la hora de aprovechar de forma más óptima la glucosa, repercute positivamente en nuestro peso corporal. Su efecto adelgazante es otro de los distintos beneficios de este ácido. En este sentido, dicha coenzima nos ayuda a quemar de forma más óptima el azúcar en sangre, por lo tanto, impide que se acumule en nuestro organismo en forma de grasa.

 

  • Ácido lipoico, un agente protector vital

¿Sabías que el ácido lipoico se recomienda en casos de hepatitis, cirrosis, ictericia y hepatitis viral? Y es que es muy beneficioso en la recuperación de los tejidos, como en el caso del hígado, y en la mejora de la circulación hepática. Obviamente en estas situaciones no debe iniciarse un tratamiento con ácido lipoico sin consultar a nuestro médico, del mismo modo que las personas diabéticas.

 

El sistema nervioso también se verá favorecido por el ácido lipoico, tal y como revelan algunos estudios, que abogan por la acción neuroprotectora del cerebro y demás tejidos nerviosos. Al respecto, cabe añadir que en los últimos años se están estudiando los hipotéticos beneficios del ácido lipoico sobre enfermedades como el Alzheimer o también sobre la demencia senil, así como su eficacia en los tratamientos psicológicos.

 

Por último, el ácido fólico también resulta ser un buen aliado para prevenir la aparición de algunas patologías cardíacas, tal y como lo corroboran estudios recientes. De hecho, se están desarrollando ensayos clínicos para confirmar si hay una relación directa entre el ácido lipoico y la reducción del colesterol, los ateromas, entre otros.

 

¿De dónde procede el ácido lipoico?

Ten en cuenta que el ácido lipoico no es un nutriente esencial, porque nuestro organismo puede fabricarlo de forma natural. Aunque podemos ingerir el ácido r alfa lipoico, tanto en alimentos de origen animal (hígado de vaca y buey o en otras vísceras y carnes), como en productos vegetales (espinacas y otras hortalizas de hojas verdes, verduras crucíferas, cereales integrales y levadura de cerveza).

Eso sí, debes saber que el ácido lipoico disminuye con la edad. Y como es realmente difícil obtener cantidades efectivas de ácido alfa lipoico exclusivamente con la dieta, la suplementación se ha convertido en una práctica habitual y necesaria, muy recomendada por profesionales para luchar contra el estrés oxidativo.

Por esta razón, y teniendo en mente el resto de beneficios que hemos detallado para la salud de nuestro organismo, es importante que complementes dichas carencias con un suplemento multivitamínico.

En este sentido, ¿te animas a descubrir los beneficios de los productos Nutreia?  ¡Apuesta por los beneficios del ácido lipoico!